Beatriz

El prefacio del último informe mundial sobre diversidad funcional elaborado por la Organización Mundial de la Salud lo escribe el profesor Stephen Hawking, reputado científico que dice lo siguiente:

“La diversidad funcional no necesita ser un obstáculo para el éxito. He tenido una enfermedad neuronal motora prácticamente toda mi vida adulta. Aun así, no me ha impedido tener una carrera destacada en el campo de la astrofísica y una vida familiar feliz”

.

“Leyendo el informe mundial sobre diversidad funcional encuentro mucho parecido con mis propias experiencias”

.

“He obtenido el beneficio del acceso a cuidados médicos de primera clase. Me apoyo en un equipo de asistentes personales que hacen posible que viva y trabaje con comodidad y dignidad”

.

“Mi casa y mi lugar de trabajo han sido convertidos en lugares accesibles para mí. Expertos informáticos me han ayudado con un sistema de comunicación asistida y un sintetizador que me permite componer conferencias y trabajos, así como comunicarme con diferentes públicos”.

.

Pero me doy cuenta de que he tenido mucha suerte de numerosas maneras. Mi éxito en la física teórica me ha asegurado los apoyos para vivir una vida digna y plena. Es evidente que la mayoría de personas con diversidad funcional en el mundo encuentran enormes dificultades en su supervivencia diaria, por no hablar del empleo productivo y la plenitud como personas”

.

Esto afirma el eminente científico británico, ahora paso a transcribir un par de comentarios acerca de una noticia que ha aparecido en prensa recientemente:

“Lamentablemente, los medios se apuntan al lado más morboso y sensacionalista de la noticia sin mostrar el más mínimo interés en conocer la realidad, la auténtica. La degeneración que sufre esta enferma es la única explicación que encuentro para hacer tanto mal a la única persona que le cuida, le atiende, le mantiene y le facilita todos los medios posibles para hacerle soportable el infierno que padece”.

En el otro comentario se dice:

“Esta señora vive cuidada por tres personas que la cuidan con esmero y con la financiación de su ex marido. Parece difícil creer la versión descontextualizada de esta historia. Habrá que ser muy prudentes con los comentarios. Sé de la conducta intachable de ese hombre con su mujer e hijo”

.

En esta observación se habla de la descontextualización de una historia. Cabe preguntarse si acaso el contexto adecuado debe ser un féretro o un cementerio. Se difumina inconsciente o conscientemente la línea que separa a agresor y agredida.

Otro titular de prensa informa de que “cerca de 10.000 ancianos son maltratados en Europa cada día”. En el cuerpo de la noticia se añade que las personas con diversidad funcional física y mental tienen más probabilidades de sufrir esa violencia.

Otro extracto de nuestra sensacionalista noticia alega en defensa de la denegación de orden de alejamiento dictada a favor del presunto verdugo mencionando que “no es que se dude de la palabra de la mujer, sino que para creerla necesitaban elementos de prueba que no han encontrado”. Y es lógico, pues esta farmacéutica no podía aportarlos, ya que no puede moverse por su inseparable esclerosis lateral amiotrófica, y la búsqueda de sangre no ha dado frutos.

En una ocasión, conversando con una psicóloga acerca de la violencia contra las mujeres ella me dijo: “Los hombres soléis asesinar a las mujeres y después cometéis suicidio. Ya podríais invertir el orden, es decir, primero cometer el suicidio y luego intentar asesinar a vuestra pareja. Así evitaríamos el cincuenta por ciento de los fallecimientos”.

Muchas veces dialogamos de rampas o de audio descripción (nos va mucho en ellas). En este sangrante caso se habla de la violencia que sufre Beatriz en particular y las mujeres en general. Más aún, se nos interpela con una cuestión de vida o muerte que afecta a muchas personas con diversidad funcional.

Y es que mientras en occidente la violencia contra la mujer comienza a ser reprobada, criticada y rechazada tras no pocos esfuerzos y a un alto precio, la violencia contra la mujer con diversidad funcional no sólo es puesta en entredicho y consentida, a veces incluso se intenta justificar. A todas luces es notoria la hostilidad individual y social que recibimos.

Más información sobre el caso de Beatriz en La Sexta

César Giménez Sánchez

Autor: César Giménez Sánchez.