Easyjet, condenada a pagar 5.000 euros por discriminar a una discapacitada

imagen de un Airbus de Easyjet

La justicia ha vuelto a dar un nuevo varapalo a Easyjet, que solo este año acumula tres condenas por prácticas discriminatorias o abusivas con sus clientes. El Tribunal Correccional de París ha condenado hoy a la compañía de vuelos de bajo coste a pagar 5.000 euros en concepto de daños y perjuicios por haber impedido viajar a una mujer minusválida, según ha informado la Asociación de Paralíticos de Francia (APF).

No es la primera multa de este tipo que debe pagar la aerolínea británica. La compañía ya fue condenada por hechos similares en enero pasado, cuando impidió el embarque de tres discapacitados entre noviembre de 2008 y enero de 2009. Además, un mes después, el Tribunal de Gran Instancia de París le obligó a retirar veintitrés cláusulas que figuran en sus condiciones generales de transporte para pasajeros por considerarlas “abusivas”. Entre ellas, por ejemplo, el recargo por las reservas realizadas a través de Internet que no fueran pagadas con Visa y el cobro por facturación de equipajes en el aeropuerto sin aviso previo.

Los hechos que hoy se han juzgado ocurrieron el 21 de marzo de 2010, cuando la francesa Marie-Patricia Hoarau embarcó sola en un vuelo entre París y Niza de la aerolínea británica, tras haber facturado “sin dificultades”. Un miembro de la tripulación le indicó que los minusválidos están obligados a ir al lavabo del avión acompañados y, aunque varios pasajeros se mostraron dispuestos a ayudarla en caso de que necesitara ir, el jefe de cabina rechazó sus propuestas, al alegar que no habían sido registrados como acompañantes

La mujer, que el día anterior había hecho la misma ruta en sentido inverso, tuvo que desembarcar y tomar otro vuelo acompañada de un pasajero a quien el personal de tierra pidió que asumiera ese papel.

Según la APF, para la que el caso de Hoarau es un “acto discriminatorio”, las personas con minusvalías son “todavía víctimas muy a menudo del rechazo a embarcar en los transportes aéreos”. Esta asociación recuerda que la reglamentación europea “prohíbe a las compañías aéreas y a los operadores turísticos rechazar, en razón de un problema de movilidad, una reserva o un embarque en los vuelos que despeguen de aeropuertos de la Unión Europea”.

El abogado de la aerolínea Philippe Van der Meulen aseguró a la salida del tribunal que va a recurrir la sentencia y recordó que Easyjet transporta 350.000 discapacitados cada año, unos 1.000 al día.

Fuente: elpais.com/sociedad