El colectivo de personas sordas acusa al Gobierno de falta de “diligencia”

Intérpretes como en 2005

Dos personas sordas charlan, a través de la lengua de signos

La Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) denuncia la “falta de voluntad y diligencia” del Gobierno para aplicar la Ley de Lengua de Signos aprobada hace 15 meses y cuyo plazo de cumplimiento culmina el 25 de octubre.

Dicha ley reconoce las lenguas de signos españolas, regula los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas.

El presidente de la CNSE, Luis Cañón, manifestó su malestar ante la “lentitud” con la que se está desplegando la norma en los ámbitos social, económico, cultural y educativo.

Temas pendientes

Cañón apuntó que la regulación de la educación bilingüe “no es una realidad”.

La regulación profesional de educadores e intérpretes de la Lengua de signos y la creación de un Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Signos Española para la difusión y la docencia, son temas pendientes.

“Queremos que este centro de difusión de la lengua de signos esté gestionado por la propia comunidad de sordos, que es la que tiene todo el patrimonio en este ámbito”, apostilló Cañón.

Sobre el servicio de intérpretes, CNSE aseguró que ha habido una rebaja del 40 por ciento. Cañón indicó que en España se ha vuelto a los niveles de 2005.

CNSE es una organización sin ánimo de lucro que atiende y canaliza los intereses de las personas sordas y sus familias en España, desde su creación, en 1936. La CNSE representa a un millón de personas en España.

Europa Press – Foto: Mitxi. Madrid, 10/3/2009. FUENTE: ElMundo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*