El hostelero que echó a chicos con síndrome de Down será procesado

El dueño de un pub de Alicante que echó a un grupo de chicos con síndrome de Down será procesado por infringir el artículo 512 del Código Penal (ningún empresario puede negarse a prestar un servicio a un cliente por su condición). El titular del Juzgado número 5 de Alicante acordó ayer abrir procedimiento abreviado por esta causa tras interrogar al propietario del local, en calidad de imputado. Éste se enfrenta a una sanción de entre uno y cuatro años de inhabilitación.

El dueño del establecimiento, el pub Basic, en caso histórico de Alicante, rechazó ante el magistrado que echara del pub al grupo de jóvenes. “Me limité a pedirles que se cambiarán de barra”, apostilló, según han asegurado fuentes del caso. El juez también tomó declaración, en este caso como testigos, a los monitores que acompañaban a los jóvenes y la presidenta de la Asociación Síndrome de Down de Alicante. Estas partes mantuvieron su versión inicial, es decir, que el propietario del pub conminó a los chicos a dejar el local por su minusvalía.

Los hechos ocurrieron la noche del pasado día 6 de noviembre, cuando los jóvenes participaban en una actividad de ocio nocturno programada, con el permiso de sus padres, que incluía una cena y una salida por los locales de ocio del casco histórico de la ciudad.

Alicante – 02/12/2010. FUENTE: EL PAÍS.COM