El niño con síndrome de Down de Llíria empieza el curso sin escolarizar y sin un profesor en casa

COMUNIDAD VALENCIANA. La madre de Richard denuncia que la conselleria no ha contestado a los escritos y recursos presentados y se niega a que el niño se escolarice en un centro de Cheste

Richard Quesada, el niño con síndrome de Down de Llíria, no pudo ir a la escuela ayer, día en el que los alumnos de Secundaria y Bachillerato comenzaban el nuevo curso. Según su madre, Carmen Calvo, un dictamen del gabinete municipal de Educación de Llíria ha resuelto que “mi hijo pase a 1º de ESO pese a que no sabe leer ni escribir cuando la familia lo que queríamos es que repitiera 6º de Primaria porque en esas condiciones no puede cursar 1º de ESO. El colegio Santa Ana -donde Richard cursaba estudios hasta el curso pasado- lo que quiere es quitarse del medio a mi hijo. Si el niño no repite, se lo tienen que tragar. Así que la psicóloga municipal dice en un informe que el niño pasa a 1º de ESO y como el colegio afirma que no tiene recursos lo envían al instituto. Lo que han hecho después es bajarle el nivel y así lo mandan al centro de Cheste”, según la versión de la madre, quien señala que “mi hijo no puede ir a Cheste. Está a 24 km de Llíria y si sufre algún problema la ambulancia del SAMU tarda una hora en llegar y por la enfermedad del niño todo el tiempo que pase sin recibir asistencia es un deterioro para su salud. Si está en Llíria y le pasa algo yo puedo ir a atenderle rápidamente porque sé qué atención debo darle en un momento de crisis. Además, este centro de Cheste no tiene asistencia domiciliaria”.

A partir de ese momento, la familia de Richard se ha enzarzado en una serie de recursos contra esta decisión ante la Conselleria de Educación con el apoyo, según afirma Carmen Calvo de asociaciones de discapacitados como Cermi y Asindown. “Hemos ido a la dirección territorial de Educación, hemos acudido al PROP, hemos presentado escritos, hemos hecho un recurso de alzada porque no nos parece bien la valoración que sale del dictamen, no estamos de acuerdo con que pase a 1º de ESO. Lo que pedimos es que se le haga otra valoración independiente y que siga en el mismo colegio hasta que un juez decida dónde debe ir. Pero no hemos recibido respuesta a los cinco escritos a la dirección territorial y otros tantos a la conselleria”.

Carmen Calvo señala que “no hemos matriculado a mi hijo en Cheste porque nuestra abogada nos dijo que si lo hacíamos era reconocer las tesis de la Administración”. Para enredar más esta situación aparece la gripe A. La madre de Richard asegura que tiene la recomendación del servicio de neumología del hospital La Fe de Valencia de que Richard no vaya a clase porque el niño sufre graves problemas respiratorios -sólo tiene un pulmón- y cardiacos, por lo que entra en el grupo de riesgo de esta enfermedad. “Pero Educación tampoco nos ha asignado un profesor para que reciba las clases en casa, ni nos han contestado. Y aquí esta Richard, con 12 años y ocho meses y sin escolarizar, incumpliéndose la Constitución, que obliga a escolarizar a los menores de 16 años”.

Lliria, Valencia, 16/09/2009. AUTOR: Amat Sapena.
FUENTE: Levante-emv.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*