El relator de la ONU, codo a codo con SOLCOM

Mónica Sumay y María Galindo junto al relator especial de la ONU para España, Xavier Torres [Clic para ampliar la imagen]

El pasado martes tuvo lugar en Ginebra la comparecencia de España, ante el Comité de derechos de las personas con discapacidad de las Naciones Unidas, órgano encargado de evaluar la aplicación de la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad, vigente en España desde el año 2008.

SOLCOM y Mental Disability Advocacy Center (otra entidad independiente húngara) presentaron conjuntamente un informe alternativo al oficial del gobierno y al del CERMI, con el objetivo de hacer oír nuestras voces. Dicho informe fue tenido en cuenta y el relator especial para abordar la situación en España quiso escuchar los argumentos de SOLCOM, representada por Mónica Sumay y María Galindo. Ambas dejaron muestras de las continuas violaciones de derechos humanos fundamentales que cometen con impunidad las administraciones autonómicas y estatal, fomentando la segregación escolar, la falta de promoción de la autonomía personal, los malos tratos en residencias, trabajo o accesibilidad universal, entre otros temas.

Mónica Sumay y María Galindo sosteniendo la bandera de SOLCOM en Ginebra [Clic para ampliar la imagen]

El relator dio una tajante respuesta al informe previo que presentó la secretaria general de Política Social del ministerio de Sanidad, Isabel Martínez Lozano, que defendió los “grandes avances” logrados en España. Xavier Torres afirmó que el gobierno español “debe trabajar más para aplicar de manera efectiva y real la legislación relativa a promover los derechos de las personas discapacitadas y dar más información acerca de la situación en la que vive este colectivo”.

SOLCOM, entidad creada para la defensa de los derechos de las personas con diversidad funcional (discapacidad) en España, manifiesta su satisfacción por lo ocurrido ayer en Ginebra, tras muchos años de lucha frente a las administraciones públicas españolas, con escasas o nulas respuestas por su parte.

Madrid, 22 de septiembre de 2011