Expertos denuncian existen barreras discapacitados en todos los países

CASTILLA Y LEÓN. La existencia de barreras físicas, culturales, sociales y administrativas que impiden el desarrollo y la inclusión de los discapacitados en la educación y en el mundo laboral es una característica común a la mayor parte de los países del mundo, tanto los desarrollados como el resto.

Así lo han denunciado hoy en Salamanca los responsables de “Inclusión Internacional” en el marco de la primera jornada del foro internacional “Afrontando el reto: Derechos, retórica y situación actual. Volviendo a Salamanca – Conferencia Mundial sobre Educación Inclusiva”, que ha sido inaugurado hoy en la Universidad de Salamanca por el ministro de Educación, Ángel Gabilondo.

En su intervención, uno de los presidentes del Comité Científico de la “Global Conference on Inclusive Education”, Gordon L. Porter, ha criticado que “aún hoy, en sociedades avanzadas existen discapacitados que se encuentran con problemas diariamente para poder desarrollar sus derechos a la educación o al trabajo”.

Además, ha comentado que en muchos países existe “la retórica de la administración educativa y de los gobiernos” para la integración de los niños con discapacidad, “pero luego permanecen segregados en escuelas y clases”.

Al mismo tiempo, ha agregado, muchos de estos niños no van a clase e incluso en determinados países son escondidos y alejados del resto ya que son considerados como un castigo o una vergüenza social.

Dentro de este contexto, y en declaraciones a los periodistas, el ministro de Educación ha destacado que “es tiempo de trabajar, no sólo para que no haya discriminación, sino para que hay una verdadera incorporación” de las personas discapacitadas “singularmente en el mundo de la educación”.

Integrar a estas personas con sus deficiencias es en palabras de Gabilondo “determinante para que formemos ciudadanos en una sociedad diversa que respeta la igualdad y diversidad”.

No se trata sólo, según ha agregado, de defender “un modelo de integración entendida como asimilación, sino de reconocer las capacidades de cada uno”.

Por su parte, el director del Instituto de Integración en la Comunidad (INICO) de la Universidad de Salamanca y organizador del encuentro, Miguel Ángel Verdugo, ha indicado en declaraciones a Efe que aunque se ha avanzado “positivamente” en los últimos 25 años “aún quedan muchas lagunas”.

Desde la Ley de Integración Social del Minusválido de 1982 “se ha avanzado bastante, se han hecho medidas educativas, de empleo, pero hay luces y sombras en el proceso”, ha matizado.

Según Verdugo, en la actualidad existen colectivos de discapacitados que no reciben la atención adecuada a sus necesidades “y en esto hay que mejorar bastante”.

En este sentido, y como primer catedrático de España que dirige una cátedra de Psicología de la Discapacidad, el director del INICO reclama una colaboración “más activa” de todas las partes implicadas, “no sólo de la sociedad en general, sino de las instituciones, de empresas, de colectivos, de los que trabajamos con ellos, que todos tengamos los mismos objetivos”.

De acuerdo con su experiencia, “los comportamientos discriminados de tantas épocas no se cambian en unos días aunque hagas un decreto”.

Desde hoy y hasta el próximo viernes, alrededor de 600 expertos internacionales analizarán en Salamanca los avances que se han registrado entorno a la integración de los discapacitados desde la celebración, también en Salamanca, en 1994 de la Conferencia Mundial Sobre Educación Especial, hasta nuestros días.

Salamanca, 21/10/2009. FUENTE: ABC.es