Juzgan a una doctora y una enfermera de un geriátrico por descuidar a una anciana con alzheimer

Una doctora y una enfermera de un geriátrico del barrio de Horta-Guinardó de Barcelona, acusadas de un delito de lesiones imprudentes, serán juzgadas este viernes en la Ciudad de la Justicia por descuidar a una anciana de 85 años con alzheimer.

Según la calificación del fiscal, las procesadas, Maria Carmen D. y Manuela M., dejaron de cumplir con sus obligaciones durante el mes de julio de 2003, por lo que la víctima se fue deteriorando y su estado físico empeoró “sensiblemente”.

Como consta en la exploraciones médicas que le realizaron a la víctima, la fallecida “no presentaba problemas respiratorios, tenía los niveles de azúcar controlados y no tenía ninguna úlcera ni rozaduras en la piel”, si bien padecía diabetes, alzheimer, insuficiencia cardiaca y tener una pierna amputada

Las cuidadoras olvidaron atar a la cama a la anciana –lo necesitaba por sus múltiples caídas–, con lo que la mujer se cayó, se fracturó el fémur y el húmero, y sufrió dolores con altas fiebres.

En agosto, la familia, al ver que su estado empeoraba y, tras constatar que la doctora no había adoptado medida alguna “porque había iniciado sus vacaciones estivales”, la trasladaron a otra centro con un cuadro de fiebres, deshidratación y sin responder a lo que se le decía.

La Fiscalía ha determinado que el tamaño de la úlcera que padecía la víctima denotaba una “falta de atención absoluta”, y señala que las acusadas la descuidaron porque no la cambiaron de postura para evitarlo.

Agrega además, que la médica “no exploró adecuadamente” a la paciente porque omitió dejar constancia de la úlcera en el historial médico y no tomó ninguna medida curativa.

La mujer falleció el 23 de agosto de 2003 por un fallo multiorgánico que, según la Fiscalía, no se les puede imputar a las acusadas por el mal estado de salud en el que se encontraba la paciente antes de ser descuidada.

Por ello, pide para cada una de ellas cuatro meses de prisión –que evitarían por no tener antecedentes–, además de su inhabilitación durante dos años y una indemnización que no concreta el escrito del Ministerio Público.

Fuente: Europapress.es( Mar 2012)