La Organización de la Regata de Melilla discrimina a los “minusválidos”

Al parecer, los discapacitados no tenemos derecho a subirnos al barco colocado por la organización de la Regata (que pagamos todos los melillenses) y a los hechos me remito.

Soy una discapacitada reconocida por el IMSERSO con el 72% de discapacidad, pero cuál ha sido tanto mi sorpresa como para algunas otras personas que nos encontrábamos en la cola para poder acceder al barco, que no tenía preparativos para que los discapacitados pudiésemos acceder y dar una vuelta como cualquier otra persona ¿Es esto barrera arquitectónica, Sr. Presidente de la Ciudad y Consejero de Deportes? ¿Consideran ustedes que no somos discriminados por la Organización, que es la propia Ciudad Autónoma de Melilla? ¿O es que los discapacitados no tenemos derecho como cualquier otro ciudadano de Melilla a disfrutar del paseo que tanto bombo y platillo estáis dando? No Señor Imbroda y Sr. Robles (y usted es médico, para más risa).

No señores, los discapacitados tenemos los mismos derechos que ustedes a dar una vuelta en el barco, por la sencilla razón de que ha costado 100 millones de las antiguas pesetas ¿Para qué? ¿Para despreciar a los discapacitados, o el paseíto es para los que ustedes quieren que vayan para hacerse la foto de familia?

Le recuerdo a estos dos mandatarios entre comillas, que no son nadie para discriminarme a mí ni a ningún discapacitado, porque tengo y tenemos los mismos derechos que el resto de los ciudadanos

17/08/2009. AUTORA: Mª Dolores Castillo Mira. FUENTE: MelillaHoy.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*