Madre “SI”, asistente personal “NO”

En referencia al artículo De quién dependen los políticos dependientes.

Ay Echenique, ay Soto, que jartura tengo, os pelaba, os daba un enjuague bajo el grifo y os metería en la olla rápida junto con la convención internacional de los derechos de las personas con discapacidad y un par de madres porque así posiblemente tras varias horas de cocción saldríais reconociendo no solo vuestros derechos sino los derechos de las personas del entorno familiar y a lo menos con unos cuantos guantazos.

La “asistencia personal” es un DERECHO tal como recoge la Convención en su articulo 19, dicha asistencia debe ser financiada, sin duda alguna, por la administración.

Soy madre y madre voluntaria y adoptiva de una persona con diversidad funcional que ya cuenta 20 años. Los derechos de mi hijo los he batallado en la medida que me ha sido posible.

Pero me pregunto ¿dónde están mis derechos?, ¿tengo derecho a llevar una vida independiente?, ¿tengo los mismos derechos que los otros miles de madres que tienen hijos de 20 años sin diversidad?

La realidad es que no, las madres de personas con diversidad funcional en su mayoría vivimos realizando tareas de asistencia personal durante 365 días al año. Si acaso me preguntan si me ha pesado en algún momento hacer de AP de mi hijo diré que sí; porque no es de ley que mi hijo reciba de mi esos apoyos que precisa, el ya es un hombre y tiene que llevar una Vida Independiente y yo también soy mayor y tengo también derecho a llevar una Vida Independiente, aunque como madre bendigo cada minuto dedicado a mi hijo.

He intentado profesionalizar los apoyos de mi hijo y ser mas AP que madre con lo que mi vida personal ha quedado un poco de lado y lo he hecho porque creo que así debe ser y porque en el Foro de Vida Independiente leí muchas quejas que los adultos de hoy tenían de sus padres y eso me ha guiado a no cometer los mismos errores pero esto ha tenido su precio en mi vida. Algunos pensaréis que madre mas mala que no quiere dedicar a su hijo tiempo, me da igual lo que penséis porque yo adoro a mi hijo pero no adoro ser mas madre que nadie ni dedicar mas horas que nadie a hacer de AP, yo no quiero hacer de AP ni pagada ni sin pagar y lo mas importante MI HIJO NO QUIERE QUE YO SEA SU AP, el libremente elige otra persona para los apoyos que precisa.

Hace tiempo tuvo AP y recientemente la Asociación “VIANDALUCIA” consiguió poner en marcha en Andalucía un proyecto de Asistencia Personal del cual Alejandro participa, y nos ha cambiado la vida. Alejandro hace lo que hacía antes y mil cosas mas porque con su AP si que hace planes y conmigo ya casi no hacia ninguno. Y a mi me ha cambiado la vida, me he podido dar cuenta de aspectos de mi vida que tenía un poco abandonados o relegados para mas tarde y he podido volver a retomar cosas que dejé por el camino.

Mi hijo en un futuro si tiene pareja seguro que no quiere que sea su AP ni pagado ni sin pagar, el ha sido un buen aprendiz de Vida Independiente, tiene experiencia vital de lo que es apoyos del entorno familiar y apoyos de AP.

¿Como Soto y Echenique quieren contratar a sus mujeres y como sus mujeres quieren dejar sus vidas a merced de las de sus maridos?,¿como estos adultos no quieren tener una vida independiente? no entiendo ni a los unos ni a las otras y mas aun me pregunto de donde habrán salido estos dinosaurios, lo digo por la antigüedad de sus comentarios sobre asistencia personal.

Como vamos a avanzar en derechos fundamentales si los representantes políticos se vulneran a si mismos los derechos.

Desde esta humildes líneas quiero reivindicar el derecho de mi hijo, el de todos los hijos y el de todas las madres a tener una VIDA INDEPENDIENTE.

Saludos

Towanda