“Minusválidos” de Ontinyent exigen más horas de asistencia

COMUNIDAD VALENCIANA. La asociación reclama que el servicio de ayuda a domicilio sea de lunes a domingo.

Personas con diversidad funcional capital de la Vall

La Asociación de Minusválidos de Ontinyent (AMO) ha pedido al Ayuntamiento que el servicio de ayuda a domicilio “se lleve a cabo de lunes a domingo y que éste se habitúe y pacte de forma directa con el horario de las personas”.

Los minusválidos de Ontinyent creen que la ley no potencia “los mecanismos de autonomía de las personas en situación de dependencia, ya que el horario debe adaptarse a las personas con diversidad funcional y no éstas a un horario preestablecido, que además es extremadamente limitado”.

“Con estos horarios se está castigando a las personas que quieren llevar una vida activa, se castiga a los estudiantes de instituto o universidad que empiezan a las 8 de la mañana” a lo que desde AMO se añadió que es “absolutamente inhumano que el servicio nos abandone en los fines de semana”.

En lo que se refiere a la ayuda a domicilio, el colectivo exige que debe ser “la persona asistida la que priorice este servicio y defina el tipo de asistencia que requiera. Creemos que es fundamental que las instituciones tengan en cuenta los ingresos individuales de los minusválidos porque no debemos castigar más a las familias” añadieron.

La asociación solicitó al Ayuntamiento que se amplie el número de personas que necesitan estos servicios porque según el colectivo “es necesario que amplíen el número de beneficiarios, porque 56 casos diarios son muy pocos para una población de 36.000 habitantes”.

El colectivo reclama que el servicio de ayuda a domicilio municipal “no se haya explicado ni hablado con los usuarios, ni en el Consejo de Bienestar Social, ni con las asociaciones de personas mayores ni con las que sufrimos discapacidad”.

Por ello AMO consideró que el pliego de condiciones “debería haberse consensuado, haciendo partícipes a las personas que actualmente lo utilizan para saber de primera mano cuales son las ventajas y desventajas que encuentran, dándoles la oportunidad de proponer medidas acordes a su situación”.

“Consideramos, además, que se vulnera la intimidad de las personas permitiendo que empresas privadas evaluen tu situación social o familiar así como el obligar a la empresa a informar al Ayuntamiento de aquellos servicios privados que realice” explicaron desde el colectivo.

El actual pliego de condiciones de la ley de Dependencia delimita un horario de lunes a viernes con una ampliación extraordinaria que el Ayuntamiento podría prologar considerando la gravedad de la situación social de la persona impedida, opinaron.

AMO pidió a las empresas y al propio Ayuntamiento que pacten “contratos de ocho horas para personas de nuestras características y no de 6 como pretenden en estos momentos”.

Rocio Moreno. Ontinyent, 05/03/09. FUENTE: LasProvincias.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*