Rampas y mobiliario urbano “peligrosos” para los discapacitados

ANDALUCÍA. “Edificios públicos, comercios, bares, aparcamientos, transportes, calles, cajeros, porteros automáticos y hasta el mobiliario urbano, prácticamente todo es un obstáculo”. Después de años de lucha para eliminar las barreras que dificultan aún más la vida de los discapacitados, la presidenta de la Federación Provincial de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Huelva, Josefina Lezcano, denuncia que “en la capital ni siquiera hay un estudio de accesibilidad y no se cuenta con las asociaciones para ninguna planificación, de tal manera que los afectados prácticamente están condenados a estar encarcelados en casa, a salir acompañados sin autonomía alguna o a asumir riesgos sólo con salir a la calle”.

Lezcano explica que aunque “en las obras de mejora de los barrios, el Ayuntamiento de Huelva incluye la eliminación de barreras arquitectónicas, las actuaciones se reducen a crear rampas, pero no se trata de llenar la ciudad de rebajes, sino de hacerlos con sentido, porque si no es así se pueden convertir en una nueva barrera”.

En este sentido, la presidenta de la Federación Provincial asegura que “hay rampas colocadas en lugares inútiles porque no tienen otra enfrentada para poder continuar el camino o tienen inclinaciones y peraltes imposibles o rematadas en los extremos de tal manera que se pueden introducir las ruedas de las sillas y sufrir caídas, especialmente en la zona de Correos”, por lo que insiste en que es “necesario el asesoramiento de las asociaciones, que son las que pueden aportar soluciones eficaces”.

Asimismo, Lezcano destaca que el mobiliario urbano “es un despropósito y pone en riesgo especialmente a las personas con ciegas o con importantes problemas visuales”.

“Muchas farolas, papeleras, soportes publicitarios y asientos están diseñados de tal manera que son peligrosos, porque son estrechos por la base y ensanchan después y se pueden sufrir golpes”. Asimismo, Lezcano afirma que “en muchos casos los materiales y colores elegidos son perjudiciales”, y pone como ejemplo “los nuevos bancos de la Plaza 12 de Octubre son de granito y reflejan la luz, por lo que provocan dificultades a las personas con dificultades visuales y, además, en Pescadería no cumplen la normativa”.

“La distribución de las plantas, los huecos en algunos alcorques, las papeleras… toda una carrera de obstáculos”, para la que Lezcano exige soluciones.

El aparcamiento del nuevo mercado, “un completo despropósito”

La Federación Provincial de Personas con Discapacidad Física y Orgánica lamenta que la normativa no obligue a actuar sobre construcciones antiguas, pero va un paso más allá y denuncia que en Huelva “hay edificios de nueva construcción que no cumplen las normas de accesibilidad ni el sentido común”. Uno de estos edificios, según la presidenta de la Federación es el “parking del nuevo mercado, que sí incluye plazas para discapacitados en todas sus plantas, pero el ascensor que se ha instalado para en una planta sí y en otra no, de tal manera que si se aparca en una planta donde el ascensor no se detiene, las personas con problemas de movilidad se encuentran atrapadas”.

“Atrapados” por las obras en las calles

Las numerosas obras que tienen levantada la ciudad -tanto las municipales como las pertenecientes al Plan E y a los fondos del Proteja de la Junta de Andalucía-, se han convertido en un “calvario” para las personas que sufren alguna discapacidad.

La presidenta de la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Huelva destaca que “en muchos casos, no se han establecido itinerarios alternativos con señalización adecuada, de tal manera que las personas afectadas se ven obligadas a dar mil vueltas y finalmente no pueden llegar a ningún sitio”.

Entre los puntos negros, Lezcano destaca “el itinerario recomendado durante las obras en la esquina de la calle Castilla con Correos”, que a su juicio “era impracticable para cualquier peatón e imposible para personas con problemas de movilidad, sólo apto para aquellos que quisieran cobrar un seguro de accidentes, porque llevaba a mitad de la calzada o a socavones de otras obras”.

Asimismo, la presidenta de la Federación subraya que los problemas con las obras son especialmente graves en la zona centro, “donde se encuentran muchos de los organismos a los que tienen que recurrir las personas con discapacidad y es casi imposible el acceso, como ha venido ocurriendo en la calle Mora Claros, donde está la Delegación Provincial de Igualdad, y donde ha habido pasarelas ya de por sí peligrosas para cualquier viandante, pero prácticamente imposibles para personas con problemas de movilidad”.

Pero, según Lezcano, los problemas “continuarán incluso cuando acaben las obras”, ya que en algunos lugares, “como la Gran Vía, una de las avenida de mayor tránsito de la ciudad, se están utilizando materiales que no son antideslizantes y cuando llueva puede haber caídas” y, finalmente, “las calzadas están subiendo y el acceso a muchos lugares públicos, como los comercios, será aún más complicado”.

Huelva, 27/09/2009. AUTORA: Rosa de la Peña.
FUENTE: VivaHuelva.es