Sólo se podrá abortar a partir de la semana 22 si el feto no puede sobrevivir

Aído señala que “encaja con total respeto” las iniciativas de protesta convocadas por la Iglesia y las cofradías, pero puntualiza que el debate sobre el aborto está superado por la sociedad española.

La ministra de Igualdad, Bibiana Aido, ha señalado que la nueva ley de la interrupción voluntaria del embarazo sólo permitirá abortar a partir de la semana 22ª si los problemas del feto son incompatibles con la vida.

Aido ha iniciado con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) la ronda de contactos que mantendrá para analizar la ley del aborto, en la que participarán las asociaciones antiabortistas, ha confirmado.

Desde el punto de vista científico el feto es viable con independencia de la mujer a partir de la semana 22ª, y a partir de ahí “tenemos la obligación de protegerlo”, ha explicado la ministra. “Desde la viabilidad fetal no cabe la interrupción del embarazo, haya o no haya anomalías”, ha subrayado.

Según Aído, el nuevo texto que prepara el Gobierno contemplará que, a partir de la semana 22ª, sólo se podría interrumpir el embarazo cuando los problemas del feto “sean de tal magnitud que sea segura la no supervivencia” y así conste en un dictamen emitido por especialistas diferentes al que practica el aborto.

También ha anunciado Aído que, según ha acordado con los representantes del Cermi, se suprimirán de la ley las referencias discriminatorias que contiene la actual y que ha considerado “inaceptables”. En concreto, Aído ha hecho referencia al artículo 417 bis del Código Penal, todavía vigente, donde se habla de “graves taras físicas o psíquicas” en uno de los supuestos para abortar.

Asimismo, el Gobierno se ha comprometido a analizar la perspectiva de la discapacidad en la nueva ley, que irá incluida en un marco legislativo más amplio de Salud Sexual y Reproductiva, ha señalado la ministra, que ha definido el encuentro con el Cermi de “cordial”.

Preguntada por la jornada por la vida prevista por la Iglesia católica para este miércoles y la manifestación del domingo de los grupos antiabortistas, Aído ha señalado que “encaja” estas iniciativas con “total respeto”. Ha puntualizado que el debate está instalado en “aborto sí, aborto no”, algo que ya tuvo lugar hace más de veinte años y está superado por la sociedad española.

Respecto a la iniciativa de algunas cofradías de llevar un lazo blanco contra el aborto en las procesiones, la ministra ha señalado que la polémica sobre la nueva ley “poco tiene que ver con la Semana Santa”, que es un periodo de reencuentro y concordia.

El presidente del Cermi, Luis Cayo, ha subrayado que la ley contra el aborto actual contraviene lo establecido por la ONU, que prohíbe expresamente la discriminación por discapacidad.

También ha solicitado que el nuevo texto recoja un periodo de reflexión antes de tomar la decisión de abortar en el que se informe a la mujer de las posibilidades y las ayudas que puede contar si decide seguir adelante con el embarazo de un feto con discapacidad. El personal sanitario debe ser formado para que no actúe en perjuicio de una persona que opte por no abortar en caso de malformaciones.

El Cermi ha subrayado que no tiene una posición a favor o en contra del aborto como institución, ya que considera que es una cuestión personal, pero como movimiento representativo de la discapacidad tiene la obligación de garantizar que no haya discriminaciones por este motivo, ha señalado su representante Ana Peláez.

EFE. 12/04/2009. FUENTE: DiariodeSevilla.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*