Una joven británica con discapacidad denuncia que su empresa la discriminó por su imagen

REINO UNIDO. Riam Dean, una joven británica a la que le falta un brazo por una malformación congénita, ha denunciado a la cadena de establecimientos de moda Abercrombie&Fitch, la empresa para la que trabajaba, por discriminación laboral, según informa el diario “The Independent”.

Dean empezó a trabajar como dependienta para dicha empresa en mayo del año pasado, con un “permiso especial” para poder llevar un jersey que ocultara la prótesis de su brazo.

Sin embargo, posteriormente la cambiaron de puesto y la destinaron al almacén, alegando que el “uso de jersey no se ajustaba a la política de imagen de la empresa”.

La vista del caso ya ha comenzado en un tribunal laboral londinense, y Dean podría reclamar a Abercrombie&Fitch una indemnización cercana a los 30.000 euros por discriminación laboral motivada por su discapacidad.

Servimedia, Madrid. 25/06/2009. FUENTE: EcoDiario.es

Acerca del Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*