Alumnos discapacitados no van a clase por la falta de profesor de Educación Especial

ANDALUCÍA. Los padres de los cinco alumnos escolarizados en el aula especifica del colegio Poeta Molleja de Villa del Río denunciaron ayer que “nuestros hijos no van a clase y se quedan en casa desde el pasado día 1 de octubre porque no cuentan con profesor de atención especial”, explicó la presidente de la Asociación de Discapacitados El Granaillo, María José Gutiérrez.

Y es que, como denunció, “nos consta que, desde junio, la directora del colegio ha notificado a la Delegación de Educación que en el curso 2009-2010, nuestros hijos necesitan un monitor de especial”, puesto que el profesor anterior ha sido trasladado a Córdoba.

Sin soluciones

En este sentido, la respuesta de Educación “ha sido que estas competencias pertenecen a la Delegación de Administración y Justicia”, responsables de este tipo de nombramientos al tener carácter de laboral.

La falta de respuesta está provocando un serio malestar entre los familiares implicados, que reprocharon “mala organización y la falta de información”, lamentando “tal incompetencia y la poca importancia que para ellos tienen nuestros hijos”. Los padres reprochan que “a pesar de pagar mis impuestos a Hacienda, no tengo los mismos derechos que los demás padres, ya que mi hija tiene necesidades especiales que no se les están atendiendo”.

Así las cosas, los propios padres se han puesto en contacto telefónico con responsables de la Delegación de Educación, aunque, de momento, aún no se ha resuelto absolutamente nada.

Los padres reprochan que “todo se deba a cuestiones económicas”, denunciando que “mientras nuestros hijos se quedan en casa, sin ser atendidos, el Gobierno se gasta 7,3 millones de euros en hacer los cartelitos del Plan-E”.

Así, “para profesores y monitores de Educación Especial nunca hay presupuesto, ni para logopedas ni psicólogos”, criticó Gutiérrez.

Villa del Río, Córdoba. AUTOR: Andrés Orgaz. 13/10/2009. FUENTE: ABC.es