Dos barceloneses al día denuncian que han sufrido discriminación

CATALUÑA. La mayoría son inmigrantes que han padecido insultos o vejaciones. Repuntan los casos de segregación laboral por el Sida.

La discriminación racial, cultural o sexista sigue existiendo en Barcelona, y buena muestra de ello son los 740 ciudadanos que denunciaron el año pasado haber sufrido segregación; una media de dos víctimas al día.

Prácticamente el 40% de los afectados lo han sido por razón de su origen. Personas con discapacidad (8,1%), homosexuales o transexuales (7,6%) y mujeres (7,4%) han denunciado también discriminaciones por parte de particulares, empresas o de la administración.

Se trata de los datos recogidos desde la Oficina per la No Discriminació del Ajuntament de Barcelona que, tras sus 10 primeros años en funcionamiento, ha atendido a 5.800 barceloneses, un 70% de los cuales ha logrado una solución a su problema por vía de la mediación, mientras que un 7% finalizó con una demanda judicial. El derecho a un trato digno ha sido uno de los más vulnerados (22,2%), a tenor de las quejas presentadas ante la Oficina per la No Discriminació, ubicada en la calle Ferran, número 32.

Un ejemplo de discriminación: “Se cuelan en el autobús, un inmigrante se lo hace notar al conductor y le contestan con un insulto hacia sus orígenes o color de piel”, aclaró la directora de la Oficina, Guadalupe Pulido. Actualmente, y debido a la crisis económica, Pulido puntualizó que ha aumentado el número de quejas de inmigrantes a los que no se ha querido alquilar un piso al conocer su procedencia.

También han crecido últimamente las empresas que, en un proceso de selección laboral, exigen una prueba del VIH, el virus del sida, algo que Pulido recordó que “es ilegal”. “El estigma no ha cambiado todavía, pero ahora la enfermedad se trata como crónica, con sus mismos derechos”, puntualizó la directora de la Oficina, que lamentaba que “en momentos de crisis, todo vale”.

7/07/2009. Barcelona. AUTOR/A: N. Bonet. FUENTE: 20Minutos.es

Acerca del Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*