Las personas sordas de Asturias denuncian el incumplimiento de las leyes de igualdad

Jornada reivindicativa en Langreo

ASTURIAS. El colectivo, que celebró su día internacional en La Felguera, reclama mejoras en la educación, los trámites administrativos y los medios de comunicación

La Federación de Personas Sordas del Principado de Asturias (Fesopras), que representa a unas 5.000 personas con esta discapacidad en la región, exigieron ayer en La Felguera el “cumplimiento inmediato” de la Ley de la lengua de signos. Este reglamento permitiría a las personas sordas realizar todo tipo de trámites administrativos «sin ningún tipo de problema» y obligaría a los medios de comunicación audiovisuales a subtitular sus contenidos y a emitir los informativos en lengua de signos. El colectivo de personas sordas, además, reclamaron una “mejora” en la educación de los niños sordos, que en muchos casos llegan a las escuelas “sin ningún tipo de formación” en lengua de signos en castellano, lo que acaba afectando a todo su rendimiento escolar.

El colectivo de personas sordas de Asturias celebró ayer en Langreo, en el colegio Turiellos de La Felguera el Día Internacional de las personas sordas. A las once comenzaron a llegar hasta Langreo los participantes en las actividades, que acabaron reuniendo a unas 250 personas. A las once y media, en el parque de Pinín, se realizó uno de los actos centrales del encuentro: la lectura del manifiesto de 2009 del colectivo de personas sordas. Cristina Sariego, presidenta de la Federación, exigió “un adecuado desarrollo normativo que establezca las condiciones mínimas para el aprendizaje, el conocimiento y el uso de la lengua de signos española en los centros educativos”. El colectivo reclamó además la “accesibilidad plena a los contenidos audiovisuales a través del subtitulado” y que se incorporen “contenidos emitidos en lengua de signos”, especialmente los noticiarios, “para que así queden garantizados los derechos de las personas sordas a recibir información”.

En el acto estuvieron la concejal de Servicios Sociales de Langreo, Ana San Miguel y el director de la Agencia Asturiana de la Discapacidad, Javier Antuña, que reconoció que el Principado “incumple” la Ley de la lengua de signos, pero que se está estudiando implantar “un servicio telemático de intérpretes de signos» que permita «ofrecer algunos servicios básicos”.

Tras el acto reivindicativo llegaron las actividades lúdicas en el patio del Colegio Turiellos, donde se instaló una barra, mesas y sombrillas para “fomentar la conversación” entre los participantes. Cristina Sariego indicó que este tipo de reuniones de personas sordas sirve para poder “poner en común problemas” que todas ellas padecen día tras día, “aunque lo principal es disfrutar” de distintos juegos y actividades que refuerzan “nuestra unión”.

La presidenta de la Federación de Personas Sordas del Principado explicó que muchos asociados padecen un “déficit” de información. Para este colectivo, la radio no existe y la televisión, en muchos casos, es muy difícil de seguir porque la mayoría de las cadenas no tienen servicio de subtitulado. Además, en las que lo tienen -a través del teletexto- el servicio es muy mejorable. “Una persona debidamente informada es una persona con opinión”, aseveró Cristina Sariego, que explicó que en Asturias hay entre unas “4.500 y 5.000 personas” sordas.

Las barreras de comunicación no están solo en los medios. También están en las administraciones, “que no hacen ningún esfuerzo por ser accesibles a las personas sordas, como exige la Ley”. En las escuelas, el panorama no es mucho mejor. Los niños que padecen este problema llegan a las escuelas “sin ninguna noción de castellano”, lo que acaba lastrando su rendimiento escolar. “Todavía hay muchas cosas que mejorar para tener una integración plena”, concluyó Sariego.

Langreo, Asturias. 28/09/2009. AUTOR/A: L. M. D. FOTO: Fernando Rodríguez. FUENTE: La nueva España