CNT denuncia el despido de un trabajador del Centro Especial de Empleo de Murgi

ANDALUCÍA. La sección sindical considera que “con esta maniobra, la asociación pretende represaliar la actividad” que ha mantenido para reivindicar, dicen, los derechos que les corresponden

Sindicalistas durante la movilización

El Centro Especial de Empleo Murgi ha despedido a uno de sus trabajadores, representante sindical de CNT que ejercía su labor en los aparcamientos del Hospital de Poniente y que tiene un 75 por ciento de minusvalía. El hecho ha sido denunciado por la sección ya que consideran que se ha debido principalmente por el trabajo que venía desarrollando este compañero en los últimos tiempos.

Según argumenta CNT, la “represalia” se debe a que el trabajador había denunciado a la Inspección de Trabajo de la falta de instalaciones adecuadas para los trabajadores del parking del centro hospitalario, así como distintas reivindicaciones relacionadas con la correcta aplicación del convenio colectivo que regula este tipo de sector.

Considera la sección sindical que el Centro Especial de Empleo pretende “camuflar” este despido como una finalización de contrato, pero subrayan fuentes de CNT que el contrato “está establecido en fraude de Ley por lo que la relación laboral con este trabajador tiene la consideración de indefinida”.

Así, desde la Secretaría de acción sindical recriminan que “con esta maniobra, Murgi pretende represaliar la actividad sindical que la CNT está desarrollando” y por ello está dispuesta a demandar al Centro Especial de Empleo por “despido nulo de nuestro representante sindical”.

De esta forma, desde la central sindical CNT informan del inicio de un conflicto laboral con el Centro Especial de Empleo, del que ponen en evidencia que “ante las reivindicaciones laborales han optado por la represión sindical”.

Recuerdan así que dicho Centro está adherido a la Asociación Comarcal de Discapacitados Murgi que, dudan ahora, nació con el objetivo de trabajar en pro de la integración de los trabajadores discapacitados y de su integración social y laboral. “Ahora despiden a un trabajador con una minusvalía del 75 por ciento sólo porque se ha atrevido ha organizar la plantilla sindicalmente y reivindicar los derechos que como trabajadores les corresponden”, denuncian.

Movilizaciones

Hace escasamente unos días se celebró un acto de conciliación que finalmente se cerró sin avenencia entre las partes. Por ello, la central anarcosindicalista ha anunciado que continuará con las movilizaciones durante el mes de septiembre concentrándose periódicamente en las puertas del Hospital de Poniente hasta la resolución de este conflicto, al igual que se ha producido semanas atrás.

Por otro lado, la Secretaría de acción sindical subraya que el Centro Especial de Empleo tiene su sede social en el municipio de El Ejido y que cuenta con una plantilla de 20 trabajadores, siendo la principal actividad laboral la vigilancia de aparcamientos en el Hospital de Poniente donde trabaja un alto porcentaje del personal. El resto realiza labores en el taller de serigrafía.

La sección sindical de CNT, única representación sindical en la empresa, aglutina a un porcentaje importante de la plantilla, según explican. La misma se constituyó “con la vocación de luchar por mejorar las pésimas condiciones laborales que padecen los trabajadores de este sector, recogidas en el actual convenio vigente, el XII Convenio Colectivo Estatal de Centros de Asistencia, Atención, Diagnóstico, Rehabilitación y Promoción de Personas con Discapacidad”.

Desde la central anarcosindicalista “esperamos que los asesores legales de la entidad recapaciten y reconsideren la readmisión de nuestro representante sindical”.

Al mismo tiempo esperan que atiendan “gradualmente las reivindicaciones” que plantearon los trabajadores ya que argumentan que “no es compatible un discurso progresista sobre la integración de los trabajadores discapacitados con despidos y vulneración de derechos laborales. De lo contrario, la función social que desarrolla este centro quedará de sus directivos en entredicho”, concluyen.

El Ejido, Almería. 2/09/2009. AUTORA: Míriam Alcaraz. FUENTE: ElIdeal.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*