La batalla por casas para los discapacitados, al Congreso

MEXICO. Al menos 60 por ciento de gente con problemas motrices carece de la posibilidad de adquirir su propia vivienda por falta de financiamiento

Yolanda de la Torre [Clic para ampliar la imagen]

Tener una vivienda apropiada es un obstáculo más para las personas con discapacidad que viven en México y es, a decir de las organizaciones civiles, uno de los rubros donde hay mayor rezago.

En 2000, la Comisión Nacional de Fomento a la Vivienda (Conafovi) firmó un convenio de colaboración con la extinta Oficina de la Presidencia de la República para la Atención de las Personas con Discapacidad, mediante el cual el gobierno federal se comprometió a promover entre las empresas constructoras que una de cada diez viviendas cumplieran con las especificaciones de accesibilidad que se requieren.

Pero ese proyecto se quedó así, en el papel, asegura Ernesto Rosas, vicepresidente de la asociación civil Libre Acceso, quien asegura que al menos 60% de las personas con discapacidad tiene que compartir techo con sus familiares de manera obligada ante la imposibilidad de adquirir su propia vivienda por falta de financiamiento y por las escasas construcciones accesibles.

La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que nuestro país está obligado a cumplir, establece en su artículo 28 que “los Estados parte reconocen el derecho de las personas con discapacidad a un nivel de vida adecuado para ellos y sus familias, lo cual incluye alimentación, vestido y vivienda y a la mejora continua de sus condiciones de vida”.

Señala que “los Estados parte reconocen el derecho de las personas con discapacidad a la protección social y a gozar de ese derecho sin discriminación por motivos de discapacidad y adoptarán las medidas pertinentes para proteger y promover el ejercicio de ese derecho, entre ellos: asegurar el acceso a programas públicos de vivienda”.

La exhaustiva exploración

El tema, sin embargo, ya llegó al Congreso de la Unión. La diputada del PRI, Yolanda de la Torre, promoverá iniciativas de ley con la finalidad de hacer más accesible este derecho, ya que ella misma padeció este problema al llegar a la ciudad de México.

Originaria de Durango y con discapacidad motriz, la legisladora federal tuvo que buscar vivienda en el Distrito Federal, tras llegar a la actual Legislatura por la vía plurinominal.

Pero al llegar a la capital del país, De la Torre se encontró con una realidad que comparten la mayoría de los 500 mil mexicanos que tienen alguna discapacidad motriz, según el último Censo de Población y Vivienda.

Yolanda de la Torre tuvo que recorrer una decena de departamentos por toda la ciudad para encontrar uno que pudiera ser adaptable.

“Los departamentos nuevos son pequeños, la silla de ruedas no entra a los baños y los departamentos grandes y que fueron construidos hace muchos años tienen segundos pisos y escaleras”, explicó la diputada federal.

Ernesto Rosas, vicepresidente de Libre Acceso, señaló que a pesar del “boom” inmobiliario que hay en el Distrito Federal, no hay viviendas accesibles para las personas con discapacidad.

“En las casas de interés social, por sus dimensiones, ya no se pueden hacer ni adaptaciones porque el espacio es muy reducido”, destaca.

Asegura que la construcción de vivienda accesible y el otorgamiento de créditos para este sector de la población en concreto fueron temas tratados en mesas de trabajo que se instalaron desde el inicio de la presente administración en la Comisión Nacional de Vivienda, (Conavi).

“La última reunión la tuvimos hace un año y ya no nos han convocado, así que todo sigue igual, en proyectos”, insiste Ernesto Rosas.

Cristina González, directora de construcción de la Conavi, asegura, sin embargo, que las mesas de trabajo siguen en pie y que la última se desarrolló hace aproximadamente dos meses.

Resultado de ellas, dice, fue la elaboración del manual sobre los criterios de diseño y construcción para vivienda adaptable y accesible que deben seguir las empresas inmobiliarias.

Sin embargo, aclara que la política de vivienda del gobierno federal no está enfocada a atender a un solo grupo poblacional, sino, en general, a garantizar ese derecho a todos los “sectores vulnerables”, en los que también se incluye a las madres solteras, los adultos mayores y los indígenas.

Los planes hechos realidad

En Aguascalientes y Yucatán ya existen zonas habitacionales exclusivas para personas con discapacidad.

El 12 de noviembre de 2007, en la capital de Aguascalientes, el gobierno del estado entregó 37 viviendas de 56 metros cuadrados a un número igual de personas que padecen alguna discapacidad, en un complejo habitacional que se denomina Valle de cactus.

Dichas casas fueron construidas de tal manera que pueden ser ampliadas hasta medir 86 metros cuadrados y cuentan con las adecuaciones que requiere una persona ciega o en silla de ruedas para su movilidad. El costo aproximado por vivienda fue de 156 mil pesos.

En Mérida, Yucatán, existe la Ciudad Caucel, donde hay 88 viviendas para personas con discapacidad.

El plan del gobierno del estado es que en tres años más haya en total 920 casas accesibles, en cuya edificación se invertirán 220 millones de pesos.

16/10/2009. AUTORA: Liliana Alcántara liliana.alcantara@eluniversal.com.mx.
FOTO: Alma Rodríguez Ayala. FUENTE: ElUniversal.com.mx

Un comentario en “La batalla por casas para los discapacitados, al Congreso

  1. hola soy Israel Ibarra Martinez e visto en internet muchas leyes y conferensias pero lo que quiero saber como se le puede haser para meterme en unos de los programas de vivienda o ayudas economicas
    Estamos vendiendo la casa de mi familia por no ser accecible para mi y llevamos dos años y no podemos a horita vivo en la casa de la suegra de mis hermanas en calle acacia mz..60 lt.20 colonia la montada en cuautepec barrio alto delegacion Gustavo A. Madero .Y tambien quisiera saber sobre algunas pajinas en internet para consegir trabajo por su atencion muchas gracias.

    mi correo es burrasisrael@hotmail.com

Los comentarios están cerrados.