Mónica Forteza: “la información y el conocimiento es la fuerza del cambio”

Mónica Forteza, persona con diversidad funcional y usuaria de una silla de ruedas eléctrica, tenía la intención de coger el tren Talgo de RENFE que une A Coruña con Zamora cuando le comunicaron que no podría viajar, a pesar de haber adquirido su pasaje, porque: “el tren no dispone ni de un sólo hueco donde transportar la silla”.

Situaciones como esta se dan con demasiada asiduidad en nuestro país a pesar de contar con numerosa legislación al respecto (Real Decreto 1544/2007 que regula la accesibilidad para personas con diversidad funcional en los transportes, el artículo 9 de la Convención de la ONU,…).

Mónica Forteza

En esta entrevista, la propia Mónica Forteza nos cuenta sus impresiones sobre lo ocurrido y de como afronta las continuas vulneraciones de derechos a las que se ven sometidas las personas con diversidad funcional:

El Congreso de los Diputados aprobó recientemente una proposición no de ley que insta al Gobierno a mejorar la accesibilidad de los trenes y estaciones de Renfe y ADIF, según la cual estos servicios tendrán que ser totalmente accesibles en 2010. ¿Crees en la posibilidad de que se tome cartas en este asunto que lleva pendiente desde la LISMI en 1982?

En mi opinión existe voluntad pero esto no es suficiente si no deriva en actuación. La accesibilidad sigue siendo una preocupación política residual que siempre se empeñan en etiquetarla bajo el lema de “solidaridad” en vez de “justicia” y esto es un grave error. El hacer uso de un transporte público en igualdad de condiciones es un derecho del que se nos lleva privando desde hace mucho tiempo, afectando enormemente a nuestra calidad de vida.

¿Por qué en España es tan difícil que los trenes estén dotados de mecanismos que faciliten la accesibilidad dentro del propio coche, mecanismos que ya funcionan en otros puntos de Europa?, ¿es falta de voluntad política?, ¿es falta de concienciación por parte de la sociedad?

La tecnología, en un mundo globalizado como en el que vivimos, está a nuestro alcance pero requiere inversión. Por ejemplo, en A Coruña han instalado un ascensor para subir al Monte de San Pedro con un coste superior a 3 millones de euros. Por razones climatológicas de esta ciudad, su uso se reduce a los meses de verano y va dirigido mayoritariamente a turistas. Pero esto no ha frenado a los políticos ya que para la creación de este servicio de ascensor sí que ha habido VOLUNTAD, ACTUACIÓN e INVERSIÓN en tecnología. En resumen, que no hay nada de difícil en hacer vagones de trenes accesibles si realmente se contempla.

El artículo 9 de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad especifica que los Estados miembros deben garantizar la accesibilidad en los medios de transporte. ¿Ves en este Tratado de Derecho Internacional una puerta para que en España dejen de darse casos como el tuyo, el de Rosa Segrelles o el sufrido por Manuel Lobato en una estación de autobuses en Madrid?

Realmente el Tratado de Derecho Internacional puede constituir una puerta de defensa de nuestros derechos, lo que ya no tengo tan claro es que consiga que las administraciones asuman sus responsabilidades por los errores cometidos. Tiene que haber inspección y por su puesto si procede también debe haber sanción.

Con demasiada frecuencia se suele zanjar este tipo de situaciones con un “vuelva usted mañana”, como si las personas con diversidad funcional no tuviéramos derecho de decidir como y cuando queremos viajar. ¿Qué supone para ti, en términos económicos y de organización de tu tiempo, el no poder realizar este viaje?

Por lo de pronto un cabreo grandísimo y mucha impotencia. Luego cuando ya te enfrías tienes que ponerte a buscar todas las estrategias posibles para alcanzar tu objetivo: llegar a Zamora. Yo pensaba ir en tren un jueves por la mañana, quedarme una noche en Zamora y luego volverme el viernes de tarde; el tren me costaba 60 euros más hotel 50 euros, en total unos 110 euros. Pero al no se así tuve que preguntar el precio del Eurotaxi y sólo llevarme el jueves me costaba 500 euros y volverme a recoger el viernes me sumaba otros 500 euros: total 1000 euros sólo en transporte!! Al final la Fundación Inladi me ofreció llevarme sin coste alguno, algo que les agradezco mucho, pero tengo que volver a viajar varias veces este año a Zamora así que me tocará pagar el eurotaxi más de una vez.

El tren destino Zamora no disponía de cuarto de baño adaptado lo que significa que, en caso de poder viajar, no podrías sentir ningún tipo de necesidad en un trayecto de unas 5 horas. ¿Cómo valoras el hecho de que RENFE se publicite como accesible si ni tan siquiera es posible utilizar el cuarto de baño?

La publicidad si es buena… vende lo que quieras!! (jaja). No es la primera vez que se nos vende algo que no es real, como la Ley de Promoción de Autonomía Personal, o mismo sin ir muy lejos el Código de Accesibilidad de Galicia. Y lo que es más dañino todavía es que organizaciones del mundo de la diversidad funcional como es CERMI o FUNDACIÓN ONCE se unan para este tipo de publicidad.

Fuera del ámbito del transporte, ¿alguna vez has visto menoscabados tus derechos a causa de tu diversidad funcional?

Claro que sí, cada vez que estando en una cafetería no puedo ir al baño porque no está adaptado. Cuando sanidad me hace esperar más del tiempo necesario para tener una silla de ruedas eléctrica nueva aunque la mía se cae a pedazos. Cuando tengo que cubrir el coste íntegro de una grúa de techo o de una ducha de plato y no recibo ninguna cobertura estatal por ello…Muchas, muchas veces.

Hace pocas fechas, en una entrevista concedida a VIgalicia, Javier Romañach afirmaba que: “un colectivo que no considera que lo suyo es una cuestión de derechos, está condenado a sufrir discriminación”, por tu experiencia, ¿crees que las personas con diversidad funcional son conscientes de sus derechos y de como reclamarlos?

Creo que no somos conscientes del todo, tal vez nos falte mucha educación al respecto. Pero no podemos ser injustos con nosotros mismos, tenemos que entender que en muchas ocasiones no hemos esperado más porque no se nos ha mostrado nada más. Sin embargo soy optimista y creo que está en nuestras manos. La información y el conocimiento es la fuerza del cambio.

4/3/2009. FUENTE: VIgalicia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*