La Junta dice que trabaja en la escolarización de tres niños discapacitados, cuyas familias rechazan un centro especial

El PP de Extremadura ha dicho hoy que en la región hay tres niños con discapacidad sin escolarizar por el “empecinamiento” de la Junta en ingresarlos en centros educativos especiales, y el Ejecutivo extremeño que esto se debe a criterios técnicos, que los únicos responsables de la situación son los padres y que se trabaja para resolverla.

Así lo han señalado en Mérida, en una reunión de la Comisión de Educación de la Asamblea de Extremadura, el responsable regional de Educación del PP, César Díez Solís, y el director general de Calidad y Equidad Educativa, Antonio Tejero, respectivamente.

Según Díez Solís, las familias de esos niños desean que estén escolarizados en centros educativos ordinarios, pero la Junta no establece los recursos precisos para posibilitarlo y prefiere que estén en centros de educación especial, a lo que ha agregado que, además, “coacciona” a los padres para que así sea.

A su juicio, esos niños y sus familias sufren “indefensión” por una educación “excluyente” que “vulnera” la Ley Orgánica de Educación (LOE), la Constitución y la Carta de Derechos de la ONU, y que “según expertos en la materia, podría ser constitutiva de supuestos delitos tipificados en la legislación penal”

Ha añadido que algunos padres, “si no se les da otras salidas, al parecer están dispuestos al parecer a emprender las acciones oportuna en la salvaguarda de los derechos humanos de sus hijos”.

“La Junta es responsable de que estos alumnos estén aún sin escolarizar, de que Extremadura quizá sea la única comunidad autónoma en la que todavía hay alumnos sin escolarizar en edades obligatorias”, ha subrayado Díez Solís, todo porque “se empecina en llevarlos a un centro de educación especial” en contra del parecer de las familias.

A su vez, el director general ha destacado que los informes técnicos afirman que esos niños deben estar en centros educativos especiales que garanticen su óptima educación, lo que no sucedería en centros ordinarios, y que “no hay un sólo caso en Extremadura en el que no escolarización de un alumno en las etapas obligatorias sea imputable a la Administración, ni uno”.

En este sentido, Tejero ha argumentado que la región dispone de la normativa y de los recursos precisos para escolarizar a todos los niños, y que se evalúa las necesidades de cada alumno para escolarizarlo “debidamente” en los centros precisos.

Ante la actitud de los padres esos niños con discapacidad de no aceptar esto, lo que les hace los únicos responsables de la situación y de “los perjuicios a sus hijos”, ha señalado, la Junta de Extremadura “ha puesto en marcha el protocolo que fija las normas para prevenir y erradicar el absentismo escolar”.

De acuerdo con esto, ha informado, “se ha puesto en marcha un plan individual de intervención por parte de los equipos de orientación en colaboración con los equipos sociales” y, ya que esto “no ha dado resultado”, “se ha pasado el expediente a las comisiones zonales de Absentismo”, a quienes corresponde la “valoración” de estos casos.

“No es un capricho, no se escolariza a un alumno en un centro de educación especial por falta de recursos o para ahorrar recursos”, ha destacado.

Por otro lado, Díez Solís ha denunciado que, un año después de la adjudicación de las obras, aún no están disponibles 56 parques infantiles en sendos colegios, lo que ha achacado a “la desidia e incapacidad” de la Junta.

La secretaria general de la Consejería de Educación, Elisa Cortés, ha dicho que en su día la Junta instó a la empresa adjudicataria a “ejecutar correctamente” esos parques y que está en la fase de resolver el contrato, así como a la espera de un dictamen del Consejo Consultivo de Extremadura.

Mérida 27/01/2011. FUENTE: elperiodicoextremadura.com