La ONU pide que los discapacitados con SIDA se beneficien de los servicios del VIH

Tres organismos de la ONU han realizado un llamamiento para que las personas con discapacidad seropositivas se beneficien de los servicios del VIH porque en muchas ocasiones las clínicas y hospitales tienen barreras arquitectónicas, carecen de lengua de signos y no disponen de sistemas de braille o de audio accesible.

Estas recomendaciones están incluidas en un informe de política elaborado por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

El informe asegura que, en algunas ocasiones, los proveedores de servicios sobre el VIH desconocen aspectos de las discapacidades, adoptan actitudes equivocadas o muestran un rechazo hacia estas personas.

Estos tres organismos de la ONU recuerdan que alrededor de 650 millones de personas, es decir, un 10 por ciento de la población mundial, tiene algún tipo de discapacidad.

La ONU señala que, aunque algunas de estas personas forman parte de los grupos de población más expuestos al riesgo de infección por el VIH, hasta ahora no se ha prestado mucha atención a la relación entre el virus y la discapacidad.

El informe evalúa qué acciones se necesitan para ampliar la participación de las personas con discapacidad en la respuesta al VIH y garantizar su acceso a los servicios del VIH que estén tanto adaptados a sus necesidades específicas como a las del resto de la comunidad.

El estudio afirma que un alto porcentaje de personas con discapacidad son víctimas de agresiones o abusos sexuales, especialmente las mujeres, las niñas y las personas con discapacidad intelectual. Incluso, destaca que en algunas culturas estas personas son violadas porque existe la creencia de que los seropositivos violadores así se “curarán”.

En este trabajo, la ONU ofrece recomendaciones a los gobiernos, la sociedad civil y los organismos internacionales para que acaben con los obstáculos físicos, informativos, comunicativos, económicos y de actitud, no sólo con el fin de ampliar el acceso a los programas del VIH, sino también para ayudar a las personas a acceder a servicios sociales y de salud más amplios.

Servimedia. 09/04/2009. FUENTE: Ecodiario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*